Ho sentim, aquesta entrada no està disponible en català For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

▬Descarga la entrevista en formato PDF

Nos sumergimos en el peculiar universo de las mentes de los hermanos Mingarro, fundadores del estudio de ilustración Brosmind. Con su original estilo, fresco, divertido, optimista y con el cuidado por los detalles de sus ilustraciones, han acaparado atención mundial y recibido numerosos premios internacionales.

1- Empezasteis estudiando farmacia y diseño industrial; ¿cómo, cuándo y sobre todo por qué decidisteis que vuestro futuro sería trabajar juntos en el mundo de la ilustración?
Aunque siempre tuvimos ciertas dotes creativas, no confiábamos del todo en que pudiésemos llegar a vivir de ello, así que Juan continuó la tradición familiar y estudió Farmacia. Sin embargo cuando Alejandro comenzó diseño industrial, nos dimos cuenta de que aquello era lo nuestro y tras licenciarse Juan se matriculó en diseño gráfico. Poco después montamos nuestro propio estudio, totalmente multicisciplinar durante su primer año. Siempre nos había gustado dibujar pero no habíamos recibido formación académica como ilustradores. Para nosotros era prácticamente un hobby. Sin embargo uno de aquellos trabajos puntuales de ilustración que hicimos (The Power of Dreams para Honda, con la agencia Villarrosas) fue un bombazo y ganó muchos premios nacionales e internacionales. Fue una sorpresa para los dos, empezamos a recibir ofertas de trabajo de agencias de publicidad de todo el mundo. Fue entonces cuando decidimos convertirnos en un estudio de ilustración a tiempo completo.

2- ¿Vuestra complicidad creativa viene de lejos? ¿Qué nos podéis contar sobre vuestras primeras producciones?
Bromeamos con que tenemos más de 30 años de experiencia trabajando juntos. Desde niños fuimos una pareja creativa y pasábamos nuestro tiempo haciendo nuestros propios cómics, vehículos para nuestros muñecos e incluso películas con una cámara doméstica. Echando la vista atrás y analizando toda aquella producción, parece totalmente lógico que hayamos acabado trabajando en esto.

3- Vuestro estilo, muy personal, siempre utiliza el humor y el cuidado por los pequeños detalles… ¿cómo llega uno a definir su propio estilo de ilustración?
En nuestro caso surgió de forma natural cuando tuvimos que enfrentarnos al primer proyecto de ilustración. Gráficamente, cada uno aportó lo mejor de su estilo de dibujo y de aquella mezcla apareció el universo visual que se ve en nuestras ilustraciones. Hoy en día los dos podemos reproducir ese estilo sin que el espectador pueda diferenciar la autoría de cada uno de nosotros. En cuanto a la parte conceptual, fue incluso más fácil, ya que debido a nuestra condición de hermanos tenemos las mismas influencias, así que pensamos de una forma muy similar.

4- ¿Cada uno de vosotros tiene un rol concreto en los proyectos? Explicadnos vuestra manera de trabajar y cómo se fusionan y combinan vuestras mentes en cada ilustración.
Todas las decisiones creativas se toman siempre conjuntamente. Los dos ponemos en común nuestras ideas y entonces decidimos cómo enfocar el proyecto. El dibujo a lápiz también lo hacemos entre los dos, turnándonos la hoja de papel hasta que decidimos que aquello está completamente planteado. Para nosotros esa es la parte más importante del proyecto, y es a la que dedicamos más tiempo. Una vez terminado ese original a lápiz si que dividimos nuestras funciones por motivos prácticos. Juan se encarga de entintar el dibujo y después Alejandro lo escanea y lo colorea con el ordenador. Aunque la última parte del proceso es digital, nuestros trabajos nunca son vectoriales. Nos gusta mantener al 100% el feeling del entintado hecho a mano.

 

Brosmind “City, Family, Work”, Land Rover

5- ¿Cuánto tiempo tardáis en hacer un proyecto como “City, Family, Work”?
En teoría alrededor de dos semanas, pero es sorprendente cómo en ocasiones se puede llegar a comprimir o estirar el tiempo.

6- Ser hermanos, ¿facilita el trabajo?
En nuestro caso sí. La comunicación entre nosotros es muy eficiente ya que pensamos de una manera muy similar. Además compartimos la mayor parte de referencias visuales que podemos necesitar para transmitirle una idea al otro.
Por otro lado, el nivel de confianza es tan alto que podemos hacer criticas muy severas al trabajo de cada uno. Tenemos fuertes discusiones creativas, pero se nos olvidan al cabo de 5 minutos ya que las percibimos como una simple riña entre hermanos. Esto sin duda ayuda elevar nuestro nivel de exigencia.

7- Vuestros workshops parecen una juerga de papel, tijeras y mucha cinta adhesiva… ¿cómo los organizáis y cuál es la reacción de los participantes?
Los asistentes pueden tener la sensación de que están jugando, pero sin darse cuenta están estimulando sus reflejos creativos durante todo el tiempo. Hay gente que al principio se extraña de que nuestros talleres no estén centrados en la ilustración, ya que planteamos la mayor parte de los ejercicios en volumen. Cada actividad está cronometrada y se trabaja contrarreloj todo el tiempo. Nuestro objetivo es que la gente salga muy motivada y se sorprenda de las cosas que ha conseguido resolver al final de la clase.

8- Se dice que asistir a vuestras conferencias es siempre ver un espectáculo. ¿Es cierto y por qué?
Muchas de las conferencias de los profesionales de nuestro sector suelen consistir en una persona sentada en una mesa tras un ordenador portátil que va mostrando transparencias en una pantalla. Nosotros intentamos ir un poco más allá, acercarnos al público, contarles anécdotas personales y de nuestro trabajo que no puede encontrar en nuestra web y sobre todo hacerles pasar un rato divertido. Es difícil explicarlo, lo mejor es asistir a una de ellas!

 

Brosmind City for Woouf!

9- ¿Qué proyectos personales os gustaría desarrollar en un futuro próximo?
Nos gustaría llevar nuestro trabajo a otro nivel y experimentar en el mundo audiovisual de algún modo.

10- ¿Por qué los hermanos Mingarro se llaman BrosMind?
Fue una palabra que apareció de forma casual cuando tratábamos de encontrar un nombre adecuado para firmar nuestros trabajos en común. Mas que por su significado literal, la palabra Brosmind nos sedujo por su carácter anglosajón y por una sonoridad que nos recordaba en cierto modo a nuestro apellido.

www.brosmind.com

Brosmind "Slightly" para Another Planet Entertainment