Ho sentim, aquesta entrada no està disponible en català For the sake of viewer convenience, the content is shown below in one of the available alternative languages. You may click one of the links to switch the site language to another available language.

▬Ver artículo en TheTrendNet

Si nos tumbáramos en un diván ante el silencio del psicoanalista, más tarde o más temprano acabaríamos relatando aquellas historias que nos han quitado el sueño o nos han hecho estallar con una risa nerviosa. Si el psicoanalista fuera bueno, sabría rescatar de lo más profundo la voz de aquél cliente que un día nos pidió si podíamos oscurecer el negro o que le hiciéramos el pequeño favor de convertir a PDF 357 documentos de word. “Tienes que sacarlo todo hasta poder mandar al infierno a todos los clientes que te han hecho vivir estas historias de terror”, diría al finalizar la sesión.

Afortunadamente y gracias a los creadores de Clients from Hell, no es necesario que vayamos todos en masa al doctor. El blog es, desde 2009, algo así como una terapia de grupo que recoge anónimamente algunas de las anécdotas de diseñadores y desarrolladores web en relación con sus clientes. Hay frases míticas, diálogos absurdos, respuestas que son muestra ejemplar de la falta de comunicación y la desfachatez de quien cree saberlo todo y quiere tenerlo todo.

Os recomiendo visitar Clients from Hell regularmente, casi como si fuera, en efecto, una terapia de grupo. De hecho, ya tiene más de 90000 seguidores en Facebook, así que todo está listo para que funcione. Empecemos, por ejemplo, con la lectura de estas citas:

– “Ay, no podemos utilizar este diseño… es demasiado bonito”
– “Aquí hay una lista de páginas web de donde puedes robar imágenes”
– “Cual es tu correo electrónico?” (enviado por e-mail)
– “Estoy intentando escribir mi contraseña pero sólo veo estrellitas”
– “He decidido sobre las fotos que quiero que utilices en la web. Están adjuntas en este email. Por favor envíamelas de vuelta cuando hayas acabado que son las únicas copias que tengo. ¡Gracias!”

Que Clients from Hell funciona lo demuestra el salto a la edición impresa que ha dado recientemente a través de la editorial Channel V Books. Nosotros bien sabemos que pueden empezar a preparar futuras ediciones desde ya, puesto que la relación entre creativos y clientes da para muchas, muchísimas, sesiones de terapia.